Te extraño viejita linda.

En un dejo de esperanza por encontrarte en tu casa,
recuerdo que se halla vacía desde hace tiempo. 
Me detengo frente a tu puerta y te llamo,
pero nadie responde, 
sé que no responderás con un "ya voy Santito", como solías hacerlo, lo sé. 
Aún así sigue doliendo.

Se que era tu nieto preferido
me lo hacías saber cuando iba a visitarte,
por eso es más triste y fuerte el dolor
de saber que nunca llegue a despedirme,
porque tenia mejores "cosas" que hacer. Me arrepiento tanto.
Aún me sigue doliendo.

Ya nadie me llama Santito
y eso lo extraño.
Ya nadie se alegra con mi llegada
pero eso ya no importa.
Fuiste, sos y serás por siempre
la mejor abuela que uno quisiera tener.
Y cuando pienso eso, ya no duele tanto, porque tuve la suerte de tenerte.

Te extraño viejita linda. 

Tu Santito.






2 comentarios:

  1. El amor que nos brindan las abuelas es incomparable, se quedan por siempre en nuestro ser...Yo tambien extraño mucho a mi abuela, hoy padece Alzheimer y me duele que sus recuerdos esten divangando en esos laberintos mentales...Solo nos queda el consuelo de haberlas tenido y amarlas! Te dejo un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias OscuraSerenidad. Yo también te dejo un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar